Cuidado bucodental en la menopausia
La menopausia se produce cuando los periodos menstruales de una mujer finalizan en forma permanente. Esto ocurre porque, a medida que una mujer envejece, los ovarios producen menos cantidad de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Estas son las hormonas que regulan el ciclo menstrual. El momento en que efectivamente se produce la menopausia es diferente para cada mujer, pero es normal que la menopausia se produzca en cualquier momento entre los 40 y 59 años. La menopausia es un proceso gradual que puede durar algunos años.
El mal aliento (o halitosis) y la boca seca (o xerostomía produce una menor cantidad de saliva, por lo que además de promover el crecimiento de las bacterias y la producción de la placa, el exceso de ácido también actúa descomponiendo el esmalte dental.) son problemas comunes en la menopausia, y su gravedad varía en función de las fluctuaciones de los niveles hormonales.

Los cambios en los niveles de estrógeno que se producen tras la menopausia también pueden producir síndrome de ardor bucal, es una sensación espontánea descrita por el paciente como quemazón, ardor, escozor y que afecta la mucosa bucal, localizado en la punta y partes laterales de la lengua, labios y paladar. Es un síntoma frecuente en mujeres postmenopausicas, es decir, aparece tras unos años de haber cesado definitivamente la menstruación. La enfermedades periodontales algunas mujeres pueden sufrir desgaste óseo como consecuencia directa de la menopausia, este efecto puede afectar a los huesos maxilares provocando que la enfermedad periodontal pueda acentuarse
Gingivitis descamativa. Se define como la separación de las capas externas de las encías que dejan desprotegidas las terminaciones nerviosas. La pérdida de piezas dentales, al presentar afecciones de los tejidos que soportan de los dientes ocasionando la pérdida de piezas dentales.
Un aspecto básico en las mujeres con menopausia es la correcta prevención para intentar mantener los niveles de placa bacteriana bajos, evitando infecciones dentales como la caries. Para ello es fundamental el control mecánico de la placa, es decir, realizar una correcta higiene de la boca complementada con el uso de un antiséptico, como por ejemplo la clorhexidina.
Para el control de la caries, se recomienda el uso de fluoruros que se encuentran en pastas dentífricas, geles, barnices. Para el tratamiento de la xerostomía o boca seca se pueden emplear estimulantes salivales o, en caso extremo, sustitutos salivales.
Con respecto al tratamiento quirúrgico oral, se debe considerar primordialmente el estado de salud general de la paciente, aunque la menopausia no debe ser un impedimento para tratamientos más avanzados. En estos casos, cabe realizar un control periódicamente de la cavidad bucal, sobre todo en caso de implantes. .
Además, se debe atender a la salud mental y emocional ya que puede originar ansiedad y depresión
Ante cualquier duda lo mejor es que consultes a nuestros dentistas y ellos determinarán tus necesidades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies