Carillas Dentales
Las carillas dentales, también llamadas facetas dentales o carillas estéticas son pequeñas láminas que se pegan en la parte más externa de los dientes mediante un cemento o resina especial que se fija firmemente. Por eso las carillas dentales pueden utilizarse para modificar aspecto visual de los dientes anteriores con el color, forma y posición. En los dientes posteriores (molares y premolares) se utilizan coronas o fundas dentales por su mayor tamaño
Las carillas se utilizan para arreglar problemas estéticos como:
Blanquear dientes con manchas de tetraciclinas, exceso de flúor
Mejorar dientes astillado o roto
Mal posición dental, desigualdad o formas irregulares
Dientes con separación entre ellos
Cuando una persona coloca carillas dentales, estas revisten sus dientes originales y por tanto dejan a la vista una sonrisa mucho más atractiva mostrando la típica dentadura perfecta que tanto nos llama la atención de las estrellas de cine
Tipos de carillas:
Las carillas de composite se fabrican directamente sobre el diente aplicando el material y dándole forma. Se realizan con el material con el que se hacen los empastes. Con el paso del tiempo se deterioran, pierden el brillo y se oscurecen. Tienen la ventaja de ser más económicas y conservar íntegro el esmalte
Las carillas de porcelana requieren más trabajo, ya que deben ser fabricadas en un laboratorio y colocadas posteriormente sobre cada diente. Las carillas de porcelana resisten las manchas de café, té o fumar mucho mejor que las carillas de composite. Duran más y se mantienen en buen estado durante más tiempo. La porcelana refleja mejor luz, confiriéndole a sus dientes una apariencia muy natural y atractiva.
Las carillas de Zirconio se está convirtiendo en uno de los materiales más elegidos para las coronas dentales, las carillas de óxido de zirconio tienen un aspecto translúcido, lo que significa que son indistinguibles de sus propios dientes. Es difícil distinguir una corona de zirconio de los dientes naturales.

Las carillas pueden suponer el tratamiento estético idóneo para las personas que busquen mejorar la estética de su sonrisa de forma natural, además de contribuir en aumentar de forma muy apreciable su autoestima.
Mantener en perfecto estado nuestras carillas dentales depende mucho de lo bien que cuidamos de ellas.
La porcelana en sí se mantiene tan bien o mejor que sus dientes naturales. La unión entre la carilla y el diente es muy fuerte. La porcelana es inmune a la caries dental, sin embargo, la parte descubierta del diente sigue siendo susceptible a la caries, por lo que puede tener caries. Si usted consume carbohidratos con frecuencia entre las comidas, o si no usa el hilo dental y se cepilla con diligencia, tendrá una mayor probabilidad de que esto ocurra. Si usted realiza un excelente cuidado de sus dientes, sus carillas durarán muchos años
.
Para alargar la vida útil de sus carillas, le recomendamos técnicas de mantenimiento profesional especial. Las visitas de mantenimiento hasta cuatro veces por año cuando se tiene una nueva sonrisa con este tipo de restauraciones. Esto le dará la oportunidad de que su dentista controle y mantenga los márgenes de sus carillas pulidos, prolongando así su vida.

Si usted tiene el hábito de rechinar o apretar los dientes (bruxismo), su dentista le puede recomendar la utilización de protector bucal nocturno o placa de descarga para que no cause daño en sus carillas. No muerda pasadores, clavos, botellas, etc, y no golpee con objetos duros. Si usted participa en deportes de contacto use un protector bucal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies