La dentición decidua, conocida también como dentición de leche, dentición infantil o dentición primaria, son los primeros dientes que aparecen. Se desarrollan durante el período embrionario y se hacen visibles (erupción dentaria) en la boca, durante la infancia. Son generalmente sustituidos, tras su caída, por dientes permanentes, aunque, en ausencia de ésta, pueden conservarse y mantener su función algunos años. En todos los mamíferos, salvo algunas excepciones, se recambian solo incisivos, caninos y premolares, apareciendo los molares ya como parte de la serie dentaria definitiva.

Dentición decidua completa.
La aparición de los primeros dientes suele ser a los 6 meses y se prolonga aproximadamente hasta los 30 meses, aunque hay bebés que tienen el primer diente a los tres meses o retrasan la salida hasta cumplir el año.

– Fase pre-eruptiva: Esta fase va a durar hasta que existe una formación definitiva de la corona.
– Fase eruptiva pre-funcional: esta fase tiene comienzo con el inicio de la formación de la raíz del diente y llega a su fin cuando se pone en contacto con su antagonista. El diente va a poder asomarse ya que existe un movimiento vertical más rápido que la formación del hueso en ese sentido, permitiendo que el diente alcance la mucosa. Una vez que la alcanza y la rompe para aparecer visible en la boca se le llama emergencia dentaria.
– Fase eruptiva funcional: comienza en el momento en que contacta con el diente antagonista y comienza a realizar la función masticatoria

La cronología aproximada de aparición es la siguiente:
6 a 7 meses: incisivos centrales inferiores.
7 meses: incisivos centrales superiores.
8 meses: incisivos laterales superiores.
7 a 8 meses: incisivos laterales inferiores.
16 a 20 meses: caninos inferiores y superiores.
12 a 16 meses: primeros molares inferiores y superiores (mal llamados “molares” debido a que evolutivamente corresponden al premolar 3, ya que durante la evolución hacia la dentición humana se han perdido el 1er y 2do premolar)
21 a 30 meses: segundos molares inferiores y superiores (también mal llamados “molares” debido a que evolutivamente corresponden al premolar 4).

El proceso de dentición en muchas ocasiones es doloroso y molesto.
Se pueden presentar los siguientes síntomas, aunque no todos tienen que aparecer:

Dedos y puños a la boca con mucha frecuencia, con un deseo irrefrenable de morder para presionar las encías.
Babeo más abundante de lo habitual, producido por la estimulación de saliva que produce la dentición. Irritabilidad inusual debido al dolor de las encías.
Disminución del apetito por el aumento del dolor que produce la succión.
Fiebre baja a causa de la inflamación.

Factores que pueden retardar la salida de los dientes.
Encontramos factores, locales, sistémicos y genéticos.

Factores locales:
Traumatismos en dientes temporales que provoquen una retención de los definitivos.
Impactación, debido a la retención que se puede dar causada por un diente temporal
( anquilosis en dientes temporales)
La aparición de dientes supernumerarios también suponen una obstrucción mecánica, el tratamiento sería la rápida extracción de este.
Tumores odontogénicos u odontomas.
La fibromatosis gingival, es decir un aumento y engrosamiento de la pared gingival que impide la correcta salida del diente.
Factores Sistémicos
Algunos estudios han detectad una relación entre pacientes nacidos de madres seropositivas con HIV podrían desarrollar retención dental.
La malnutrición
Tratamientos de quimioterapia
Y luego también podemos incluir diversos factores como son: fisura palatina, déficit de la hormona del crecimiento disosteoesclerosis, intoxicación por metales pesados, fallo renal crónico, etc.
Desordenes Genéticos
Existen diferentes alteraciones genéticas que están relacionadas al retardo de erupción entre las que podemos citar: Odontogénesis imperfecta, dentinogénesis imperfecta, amelogénesis imperfecta, síndrome de Apert, displasia dentinaria, síndrome de Down, disquequeratosis congénita hipertricosis, síndrome de Garden, síndrome de Gorlin, osteoporosis maligna infantil, síndrome de Carpenter, Querubismo entre otras.
.Función de los dientes de leche

Preparar el alimento para su digestión y asimilación en etapas en las que el niño está en máximo crecimiento.
Sirven de guía de erupción: mantienen el espacio para la dentición permanente.
Estimulan el crecimiento de los maxilares con la masticación.
Fonación: los dientes anteriores intervienen en la creación de ciertos sonidos.
Estética.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies